Canciones de crimen y pasión en Buenos Aires

julio-romero-de-torres-mujer-con-pistola-1925

Entre 1870 y 1930, circulaban por Buenos Aires hojas sueltas con canciones anónimas que hacían alusión a sonados crímenes a menudo teñidos de rojo pasión. ¡Lástima que sólo se conozcan a través de testimonios, y no se haya podido conservar ninguna! Sin embargo, alguna vez los periódicos de entonces -que debían competir con estos brevísimos noticiarios impactantes, pícaros, libres hasta la inmoralidad- debieron resignarse a sumar estas coplillas insidiosas y efectivas para atraer a sus morbosos lectores.

En 1894, un francés llamado Tremblié, mató a otro de nombre Farbos y diseminó las partes de su cuerpo descuartizado por toda la ciudad. En las calles porteñas se vendían las siguientes coplas:

“¿Dónde vas con catorce baúles?

¿Dónde vas, asesino Tremblié?

-A la cárcel por toda la vida

por el hombre que descuarticé

-¿Dónde vas con el bulto apurado?

-A los lagos lo voy a tirar,

es el cuerpo de Augusto Conrado

al que acabo de descuartizar.”

 

Los diarios populares de la década de 1920 incorporaron la tradición callejera de las coplas con canciones en rima sobre los casos más resonantes del momento. ¡El ingenio popular nunca descansa!

(Si querés saber más sobre este tema y otros relacionados con la historia del crimen, la historiadora argentina Lila Caimari escribió Apenas un delincuente, publicado por editorial Siglo Veintiuno.)

 

Nora V. Iglesias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s