¿Hooligans en la Edad Media?

futbol_antiguo_postal_1

En la Edad Media, el fútbol ya existía en Inglaterra. Era un juego rural entre pueblos rivales, sin límites de jugadores o tiempo. Imagínense el desbarajuste de señores sudorosos –muchos y muy sudorosos, teniendo en cuenta los inexistentes hábitos higiénicos de la época-, y además jugándose el honor de la gloriosa aldea de Curlyville contra los innobles pelafustanes de Mustache-on-the-mud. En 1314, el rey Eduardo II tuvo que prohibirlo porque temía que las trifulcas que se producían durante los partidos alteraran gravemente el orden público y e incitaran a los jugadores a ¡traicionar a la corona!

De todos modos, hay que decir que nada de lo que los reyes intentaron para reprimir los ardores futbolísticos de los rústicos ingleses evitó que se convirtiera en el deporte popular por antonomasia y, desde luego, tampoco colaboró en que fuera menos violento.

[Si querés saber más sobre este tema, leé el artículo “Fútbol y violencia: un equipo imbatible”, por el historiador inglés Chris Ealham, publicado por la Revista Ñ, Nº 271, sábado 6 de diciembre de 2008, p. 10 y ss. También podés hacer clic en http://www.revistaenie.clarin.com/notas/2008/12/06/_-01816787.htm]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s