La globalización, desde la Edad Media

Bajo la hipótesis de que la globalización no es tan nueva como se cree, la socióloga holandesa Saskia Sassen remonta sus orígenes a estructuras medievales.

POR HECTOR PAVON en Revista Ñ

Qué valor tiene, qué nuevo significado ha adquirido, de qué sirve el conjunto de nombres y conceptos de Territorio, autoridad y derechos ? Estas tres palabras componen el título del libro que la socióloga holandesa Saskia Sassen publicó en español durante 2010. Un texto que le llevó 8 de años de investigación y que bien se traduce en una explicación compleja y polémica a lo largo de 600 páginas.

Sassen indaga en el uso de estas ideas desde el Medioevo hasta la presente fase del capitalismo global, tal el nombre con el que ella llama a esta era. ¿Qué puentes encontró Sassen entre el Medioevo, la constitución del espacio nacional y la globalización? Los suficientes para poder explicar la globalización mirando desde una ciudad amurallada del siglo XI o XII.

La socióloga traza en su libro la hipótesis de que la globalización no es tan nueva como se la ha presentado pero que tampoco formaba parte de las geopolíticas de siglos anteriores como se la ha pretendido exhibir. Es en la Edad Media cuando se desarrollan las condiciones que van a dar origen al Estado-nación. Y esa vieja estructura es la que siglos después va a sostener el mundo globalizado.

Desde el momento en que se traza o delimita un territorio, también hay autoridad y derechos; conviven todos, incluso en las sociedades nómadas, explica la socióloga.

Pero hay territorios que atraviesan el espacio geográfico. ¿Cómo etiquetar hechos como los que ocurren en Africa cuando Arabia Saudita planta “su” arroz en Etiopía o cuando empresarios chinos compran 2,9 millones de hectáreas en el Congo…? De ese modo, explica Sassen, se generan “territorialidades elementales”, “inserciones” como ocurría en el Medioevo cuando los comerciantes atravesaban los campos de la aristocracia, de la Iglesia para ir de ciudad en ciudad construyendo nuevos espacios geográficos. Nuevas territorialidades.

Esas ciudades amuralladas reunían características que en un ejercicio de imaginación podrían ser lejanas células de la ciudad global. Esas ciudadelas tenían intercambio comercial entre ellas, eran administradas por un sistema de dominación establecido y los señores feudales montaban un aparato de protección de sus reinos y riquezas. Son signos de esa era, que fueron adquiriendo complejidad y sofisticación para formar parte del mundo actual. Hoy se multiplican los actores globales económicos, los sistemas financieros, las grandes multinacionales que protagonizan la escena del capitalismo del siglo XXI. Pero no todo es tierra arrasada por el neoliberalismo. También, rescata la autora del libro, aparecen actores autónomos en esta obra dramática.

Esos “pequeños” actores autónomos son artistas, activistas, minorías, personas que pueden sobrevivir a pesar del, o gracias al, sistema capitalista actual. Pero lo hacen a nivel local, de la ciudad, no a nivel nación. De este modo se reaviva una economía política urbana en detrimento de las decisiones del estado nación.

Y otro elemento que atraviesa las eras y los conceptos de este libro es la guerra. Sassen plantea que estamos viviendo un nuevo tipo de conflicto armado al que casi no se puede denominar “guerra”, donde no se trata de pelear por el territorio, por la geografía, son guerras donde se disputan la economía, la política. Los ejércitos de hoy son las grandes multinacionales que ubican sus plantas de trabajo en los lugares más insólitos del planeta y bajo las condiciones de mayor explotación posible. El mundo financiero invade y tiene la habilidad de ir cooptando sectores y áreas como antes lo hacía un batallón. Son las guerras de “control”.

En las últimas décadas Sassen se constituyó en referencia obligada para cualquier análisis, trabajo, investigación, tesis que aborde el fenómeno de la globalización. Posee los elementos. Se formó en economía, ciencias políticas, filosofía y economía. Estudió en Francia, Italia, Argentina y Estados Unidos. Y actualmente dicta clases de sociología en la Universidad de Columbia.

Su libro La ciudad global (1991) que aquí publicó EUDEBA, está considerado un diagnóstico pionero de la transformación que estaban viviendo, en primera instancia, las grandes urbes del mundo, donde convive lo local y lo global. Luego refrendaría sus hipótesis sobre ciudades en Espectros de la globalización.

Volvió sobre el tema en Territorio… que, una vez más, es bibliografía clave para empezar a entender la fase global del capitalismo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s