EE.UU. sabía que Eichmann se ocultaba en Argentina

Por IDAFE MARTIN
BRUSELAS. ESP. PARA CLARIN

Alemania y Estados Unidos ocultaron al mundo que el asesino nazi Adolf Eichmann se escondía en Argentina. Los servicios secretos alemanes y la CIA conocían dónde vivía y con quién se relacionaba al menos desde 1952.

Eichmann fue secuestrado en Buenos Aires por un comando del servicio secreto exterior israelí (Mossad) el 11 de mayo de 1960, que lo llevó a Israel, donde fue juzgado y condenado a muerte. El alto funcionario nazi vivió en Argentina bajo la identidad falsa de Ricardo Klement. Eichmann fue declarado culpable de la muerte de al menos un tercio de los judíos asesinados por el régimen nazi, unos dos millones de personas.

El diario alemán Bild publicó ayer un documento del servicio secreto alemán, parte del material de trabajo de la historiadora Bettina Stangneth que prepara un libro sobre Eichmann que debe ser publicado en abril. La prueba documental y el libro de Stangneth muestran cómo Alemania, con el consentimiento de varias administraciones estadounidenses, siguió protegiendo a altos jefes nazis muchos años después del final de la Segunda Guerra Mundial pese a que afirmaba lo contrario.

Los servicios secretos alemanes y estadounidenses protegieron así a uno de los ideólogos de la “Solución Final” , la política ideada por el nazismo para acabar con la población judía europea. Eichmann, teniente coronel de las SS, participó en la reunión de Wannsee, donde el alto mando del régimen nazi decidió formalmente el exterminio de todos los judíos europeos.

Según los documentos que publica Bild, la CIA no desveló la identidad de Eichmann porque temía que éste denunciara a su vez a Hans Globke, miembro por entonces del gobierno del canciller Konrad Adenauer.

Su cometido en la administración de los campos de exterminio consistió en que estos asesinaran al máximo de su capacidad, matando a la mayor cantidad de personas posible en el menor tiempo posible. Y Eichmann fue el jefe nazi que decidió que los niños judíos deberían ir directamente a las cámaras de gas a su llegada a los campos de exterminio porque no les veía utilidad como trabajadores esclavos. En 1944 mostró en un informe a su jefe Himler, mano derecha de Hitler, que los campos a su mando ya habían acabado con casi seis millones de judíos.

El 14 de julio de 1950, Eichmann llegó a Buenos Aires. Trabajó en Tucumán en una hidroeléctrica. En junio de 1952 trasladó a su familia de Alemania a Argentina y desde 1953 habitó una casa de Olivos. Desde marzo de 1959 hasta su secuestro por el Mossad, en mayo de 1960, trabajó como mecánico de la fábrica de Mercedez-Benz de Buenos Aires.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s