Nerón revive en una curiosa muestra

Elizabetta Piqué Corresponsal en Italia de La Nación

ROMA.- Nerón, el emperador romano conocido por haber sido un déspota sanguinario, tan cruel y perverso que mató a su propia madre, Agripina; a dos esposas (una de ellas, Popea, embarazada), y a un hermanastro, considerado el culpable del terrible incendio que devastó Roma en el año 64 d.C., no era tan malo.
Una muestra que se inaugura hoy en esta capital y que durará hasta el 18 de septiembre invita a reflexionar de otra manera sobre esta figura histórica compleja y contradictoria, protagonista de episodios escandalosos y sensacionales, que tuvo muchas sombras, pero también luces.
Más allá de la imagen de matricida, de destructor apocalíptico de Roma, de monstruoso enemigo de Cristo, bajo cuyo reinado fueron martirizados los santos Pedro y Pablo, Nerón (37-68 d.C.) también se distinguió por una extraordinaria actividad relacionada con la construcción, que dejó una marca más que profunda en la historia de la arquitectura y de la urbanística.
Todo esto subraya Nerone , una muestra que tiene como objetivo hacer revivir al famoso emperador romano -que escandalizó al senado exhibiéndose mientras cantaba y tocaba la lira- en los mismos sitios en los que vivió pública y privadamente.
La muestra, que ayer pudo recorrer LA NACION, de hecho, se desarrolla en varios lugares emblemáticos (y turísticos, pero espectaculares) de Roma: el foro romano, el foro palatino y el Coliseo.
En un recorrido sugestivo, bastante largo (se recomiendan calzados cómodos y gorro para el sol), la exhibición arranca en la Casa Iulia, en el foro romano. Allí pueden verse diversos retratos del hombre que se convirtió en el último emperador de la dinastía Julio-Claudia, instituida por Augusto, y de su familia, así como esculturas y pinturas, también del siglo pasado, que demuestran su fama a lo largo de los siglos.

Superstar
La muestra sigue en el templo de Rómulo, donde una pantalla gigante evoca el Nerón superstar , es decir, el protagonista de decenas de películas, interpretado por actores como Peter Ustinov y Alberto Sordi, entre otros, y pintado como un personaje al borde de la locura, casi patético.
Subiendo a la colina del Palatino, en el denominado Criptoportico neroniano, se evoca, en cambio, esa pasión por la arquitectura y por el lujo desenfrenado que reinaba en los palacios del emperador, marcados por impactantes pisos y revestimientos de mármoles de colores, exquisitos frescos, cascadas de agua, pinturas en oro y juegos de luz.
Cerca de allí, en el Museo Palatino se puede admirar la fastuosidad de la denominada Domus Transitoria, el palacio construido por Nerón antes del incendio de Roma, que puede verse en todo su esplendor a través de un video que, por primera vez, hace una hipótesis de cómo era en 3D. El historiador Suetonio, que junto con Tácito fue quien más narró a la posteridad cómo era el extravagante emperador romano, destacaba en sus escritos ese “modelo de realeza faraónica” que perseguía Nerón.
La muestra -que reúne unas 200 piezas entre esculturas, relieves, frescos, pinturas y objetos hallados en recientes excavaciones- concluye en el segundo anillo del Coliseo, uno de los monumentos más visitados de Italia. Allí, unos paneles detallan cómo fue el incendio que destruyó Roma a partir de la noche del 18 de julio del año 64 d.C., durante nueve días.
Otro video en 3D muy bien hecho, por otra parte, brinda un inédito tour virtual por la Domus Aurea, la inmensa y fastuosa residencia que Nerón se hizo construir después del incendio en una superficie gigantesca, que abarcaba tres de las siete colinas romanas (de la que hoy sólo queda una mínima parte, en este momento cerrada al público).Como un faraón
“En la Domus Aurea, donde ahora se levanta el Coliseo, había un lago artificial”, recordó el prestigioso arqueólogo Andrea Carandini, que aseguró que Nerón lo hizo construir para tener un “set arquitectónico” apropiado para encontrarse con la plebe de Roma. “Para ello necesitaba espacios enormes y se exhibía como si fuera un faraón desde el centro del lago”, agregó Carandini en una conferencia de presentación de la muestra en el Templo de Venus, otro lugar sobrecogedor del foro romano.
“Esta muestra no quiere ser una rehabilitación de Nerón”, aseguró Francesco Giro, subsecretario de Cultura, que destacó que nadie intenta emitir juicios de valor sobre el emperador que fue pupilo de Séneca (a quien también mató), que “fue un hombre muy amado por el pueblo, muy odiado por la aristocracia, que amaba el arte y la arquitectura”.
“Nerón no fue Calígula (otro emperador recordado por su crueldad y perversiones sexuales), sino un ragazzo que se convirtió en emperador a los 17 años y que se suicidó a los 31, muy querido por la plebe por la política económica que aplicó”, indicó otra experta, que contó que, más allá de la pésima fama y la leyenda negra, la tumba de Nerón siempre fue muy venerada.

Un comentario en “Nerón revive en una curiosa muestra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s