El día que en la Boca se eligió al primer diputado socialista de América Latina: A. Palacios

“En la cuarta circunscripción electoral, que comprendía el barrio obrero de La Boca, fue donde tuvo más intensidad la campaña electoral.

Varios personajes de la política tradicional y de la clase adinerada propusiéronse salir triunfantes sus respectivas candidaturas a costa de cualquier esfuerzo.Y dispusieron de fuertes sumas de dinero que invirtieron en la instalación de comités, en la preparación de la campaña y en pagar gente que realizara los trabajos previos a la elección.

En esa circunscripción el Partido Socialista había designado candidato al doctor Alfredo L. Palacios, joven abogado, orador fogoso y elocuente, ya conocido por su rebelde tesis doctoral sobre ‘La miseria’, rechazada por la Facultad de Derecho por los nuevos conceptos que contenía sobre la vida obrera y el trabajo.

Un movimiento inusitado, que presagiada para el Partido una buena jornada electoral, se produjo desde el primer momento en la circunscripción.Diríase que se vivía en un ambiente de triunfo.

El Centro Socialista, eficazmente secundado por el club ‘Mariano Moreno’, agrupación independiente formada por simpatizantes socialistas, trabajó firme. Conferencias, mitines, se realizaron en gran cantidad. Hojas impresas exponiendo los propósitos del Partido y condenando la venalidad y la corrupción que se fueron acentuando a medida que se aproximaba el día del comicio, fueron distribuidas a millares en aquel núcleo de población obrera que se disponía a dar la primera batalla en forma en la Capital Federal.

El día de la elección pudo darse cuenta exacta de que La Boca era un baluarte socialista. Nunca habíase visto un entusiasmo igual en el barrio. Carros, carruajes, lanchas, repletos de hombres, mujerse, niños, llevando banderas rojas, inscripciones, alegorías, recorrieron durante todo el día la sección haciendo propaganda y sembrando entusiasmo y alegría frente a los comités de política ‘criolla’, que no conocían más medio de ‘convencer’ al electorado que el dinero y la promesa personal.

No fueron vanos los esfuerzos realizados. Ochocientos cuarenta sufragios conscientes, inteligentes, nobles, otorgados por el vecindario boquense al Partido Socialista, infligieron la merecida derrota a todos los candidatos de la corrupción, dando el triunfo a la candidatura del doctor Palacios.

La cuarta circunscripción electoral, que desde entonces se la conoció por ‘la cuarta de fierro’, ofreció el hermoso ejemplo de dar -además de una altiva lección de civismo y de altivez ciudadana- el primer diputado socialista de la Argentina y del continente americano.”

Jacinto Oddone, Historia del socialismo argentino. Buenos Aires, 1983. En: Félix Luna (Dir.), Historia Integral de la Argentina, Vol. III, Buenos Aires, Planeta, s/f., p. 1332.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s