La historia de la chica que le mintió a Mengele y sobrevivió al Holocausto

En un andén de Auschwitz, le dijo que tenía edad para trabajar. Y así evitó ir a la cámara de gas.

en diario Clarín, 17-10-2011

En un andén de Auschwitz, Helga Weiss y su madre engañaron a uno de los hombres más repudiados de la historia moderna, Josef Mengele, y lograron salvarse de la muerte. Weiss, que era una adolescente, mintió y dijo que tenía edad suficiente para trabajar. La madre persuadió a los nazis de que era su hija mayor, por lo que la mandaron a las barracas de trabajos forzados y no a la cámara de gas. La historia es una de las muchas registradas en un diario del campo de concentración que la semana pasada se vendió a editoriales de todo el mundo en la feria del libro de Frankfurt.

Weiss, una artista que tiene más de 80 años y vive en Praga, mencionó su diario en algunas apariciones públicas, pero el interés por su historia había quedado eclipsado por el que despierta su éxito como pintora de posguerra. La editora británica Venetia Butterfield se enteró de la existencia del diario el año pasado, cuando Weiss visitó Londres para asistir a un concierto en homenaje a los prisioneros del campo Terezin de la ex Checoslovaquia. Butterfield, que también publica el diario de Anna Frank, aseguró que el valor del diario reside en que “es la realidad de Helga. Uno está ahí con ella, difiere mucho de un libro de memorias.” Antes de que Weiss fuera enviada de chica al gueto de Terezin que controlaban los nazis, presenció el avance del Holocausto en Praga. “Todo estaba prohibido. La gente perdía el empleo, no podíamos ir a los parques, a las piletas ni a los clubes. Me prohibieron ir a la escuela a los diez años”, declaró Weiss al Observer en ocasión del concierto de Londres.

Los alemanes confiscaron el departamento de los Weiss y se mandó a la familia a Terezin en tren. La ciudad, al noroeste de Praga, se había convertido en un centro de tránsito donde se hacía trabajar a los judíos checoslovacos antes de enviarlos a los campos de exterminio. El diario de Helga, que comienza en 1939, registra los ruidos que la asustaban: “Los pasos fuertes, los gritos de los guardias del gueto, los golpes en las puertas y el llanto histérico siempre suenan igual e indican lo mismo”.

“Es evidente que era una niña muy inteligente y madura –dijo Butterfield–. Al principio estaba obsesionada con la escuela, como cualquier chico de esa edad. Luego hay muchas despedidas terribles a medida que se empieza a trasladar a sus amigos a Terezin. Helga siempre piensa que ya le ha pasado lo peor, lo que permite ver cómo la gente se acostumbra a lo malo. Por último, cuando mandan a la familia al campo, llevan una torta y comen un poco todos los días”.

Butterfield destaca que no todos los recuerdos de Terezin son dolorosos. Weiss creció ahí, se enamoró por primera vez y pasó tiempo con sus padres antes de que al padre lo mataran en Auschwitz. “Mi padre me decía que, pasara lo que pasara, teníamos que seguir siendo humanos para no morir como ganado”, señaló.

El 4 de octubre de 1944 también se trasladó a Auschwitz a Weiss y a su madre. Ahí vieron a Mengele, que enviaba a los niños y a las ancianas a la cámara de gas y a los adultos jóvenes al campo de trabajo forzado. Gracias a su mentira, Weiss fue una de los entre 150 y 1.500 niños que se estima sobrevivieron de los 15.000 enviados a Terezin. Luego la transfirieron de Auschwitz a un campo de trabajo en Flossenburg, donde escapó a la muerte por segunda vez cuando se vio obligada a integrar una “marcha de la muerte” de 16 días al campo de Mauthausen. Ahí permaneció hasta el fin de la guerra. “Le pregunté a Helga si la liberación le había producido un sentimiento maravilloso”, contó Butterfield. “Contestó que no fue tan especial porque a esa altura había visto tantas cosas terribles que no sentía nada.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s