Argentinos identificaron los restos del forajido más famoso de Australia

Expertos cordobeses analizaron los huesos de unos 40 presos hallados en una fosa común en ese país.

Por GUSTAVO MOLINA en Clarín

El misterio sobre los restos de Ned Kelly, el forajido más famoso de Australia y una leyenda que inspiró decenas de libros y películas, acaba de ser develado.

Científicos argentinos los identificaron luego de que fueran recuperados de una fosa común de la penitenciaria de Pentridge, en el estado de Victoria, al este de Australia.

El trabajo de identificación fue realizado en Córdoba por especialistas del Laboratorio de ADN del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que dirige el genetista Carlos Vullo. En marzo de 2008, un equipo de antropólogos australianos del Instituto de Medicina Forense de Victoria (VIFM) había revelado el descubrimiento del lugar exacto en el que fue enterrado el cadáver de Kelly, que fue ejecutado en la horca en 1880 , a los 25 años.

Los australianos localizaron en la prisión de Pentridge tres fosas comunes que contenían los restos de unos 40 presos ejecutados en el siglo XIX en la antigua cárcel de Melbourne. En 1929, fueron exhumados para ser nuevamente enterrados en Pentridge.

Y casi 80 años después decidieron identificarlos.

Entre 2008 y 2010, los peritos del VIFM intentaron, sin éxito, identificar los restos de Kelly y de los otros presidiarios, hasta que le pidieron colaboración al prestigioso EAAF . “Para los australianos, Ned Kelly es toda una institución, como nuestro Juan Moreira o Robin Hood . De allí la importancia en la identificación”, cuenta Vullo a Clarín .

Desde Australia le enviaron al equipo argentino “unos cincuenta restos óseos de la prisión; entre ellos 28 clavículas izquierdas, que fueron tomadas comomasterpiece o piezas maestras y que sirvieron para distinguir distintos cuerpos”. Con todo ese material, detalla Vullo, se comenzó a trabajar. “A partir de ahí, identificamos el esqueleto 3081/10 que coincidió con la muestra de referencia , proveniente de Leigh Olver, un profesor de arte que es bisnieto de Ellen, una de las hermana de Kelly”.

El trabajo del equipo argentino también hizo caer una leyenda que circuló durante más de 80 años: un granjero llamado Tom Baxter decía tener en su poder el cráneo del bandido rural australiano . “Una vez que identificamos la pieza 3081/10 como perteneciente a Kelly, se nos envió parte de un cráneo, un fémur y un cúbito, y hallamos coincidencia entre ellas y la muestra de referencia, reasociando el esqueleto 3081/10. El cráneo estaba en bastante mal estado, pero las piezas sirvieron para identificarlo y confirmar que la cabeza no había sido robada”.

El trabajo científico de los peritos cordobeses fue muy importante porque “ hubo que trabajar en muestras antiguas de ADN , con más de 100 años de antigüedad. Es más fácil trabajar en las llamadas muestras viejas, con menos de cien años, como los restos de personas desaparecidas en Argentina ”, detalló Vullo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s