El fascinante universo de los dogón de Malí

Desde 1931, cuando fue descubierto en Malí por los primeros etnólogos, el pueblo dogón de Malí fascina a los expertos por su complejo cosmos cultural. Décadas de trabajos e investigaciones antropológicas no han logrado descifrar por completo su concepción del universo, los rituales funerarios y las enigmáticas tradiciones que practican casi siempre detrás de una máscara.

Sobre los dogón, el misterioso pueblo que habita en el interior del delta del Níger , en Malí, pueden contarse dos historias: la que ellos mismos narran y la de su descubrimiento por los blancos. Comencemos con la segunda, el encuentro de los dogón con los antropólogos, pues sin ella estaríamos condenados a desconocer o no entender la primera. No sabríamos nada de cómo Dios creó el mundo o de cómo el zorro pálido sembró el caos en la Tierra. O lo que la lejana estrella Sirio y su pequeño acompañante invisible nos depararán para el año 2027.

Las primeras investigaciones en el interior de África

Esta magnífica historia comienza en las calles de París en 1931. Y lo hace de la mano de Marcel Griaule, el primer etnógrafo que quiere llevar a cabo investigaciones de campo en el interior de África. Hasta aquel momento, la gran potencia colonial que es Francia mantiene una relación meramente económica con el continente negro . Posee enormes colonias, pero el hecho de que sus habitantes sean negros tan sólo es relevante para la producción, pero en absoluto para el intercambio cultural. A mediados de los años veinte, sin embargo, un nuevo espíritu llega a la ciudad del Sena. Y lo hace acompañado de los suaves sonidos del clarinete de Sidney Bechet y la ropa ligera de Josephine Baker. Su revue nègre (revista negra) abarrota cada noche los graderíos del Theatre des Champs-Elysées. De repente, como por arte de magia, lo negro parece bello: en París, una revolución cultural siempre es, en primer lugar, un cambio estético. En medio de esta euforia colectiva nace el Instituto de Etnología de París. Sus fundadores –inspirados por los poetas del surrealismo– quieren ofrecer por primera vez una auténtica formación a los “investigadores de campo.”

La aventura da un giro en el corazón de Malí

Entre los elegidos para recibir aquella formación se encuentra el joven Marcel Griaule que, después de unos primeros estudios en Abisinia, decide lanzarse a la aventura de atravesar África siguiendo el eje del Sahel. ¿Objetivo? Comparar las diferentes sociedades que habitan la zona y cómo viven con condiciones climáticas semejantes. Sin embargo, su propuesta no gozó de la comprensión de sus contemporáneos. La expedición, como clamó un prestigioso helenista parisino “no sirve de nada: se dedica al estudio de civilizaciones que carecen del menor interés”. Pero Marcel Griaule insiste. Su expedición, de la que forman parte mentes vanguardistas, le lleva de Dakar a Yibuti con el objetivo de dar nuevos impulsos a las humanidades en Europa. El viaje discurre sin incidentes ni grandes descubrimientos, hasta el 29 de septiembre de 1931, cuando los expedicionarios alcanzan Sanga, una pequeña aldea situada sobre los acantilados de la falla de Bandiagara , en el corazón de Malí.

¿Cómo viven los dogones?

Perplejos, los etnólogos se encuentran ante un auténtico tesoro. La etnia que habita la zona, los dogón, son gentes tan hospitalarias como incomprensibles. Viven en un mundo vertical. Abajo, al pie de una pared rocosa de hasta 300 metros de altura, hay pueblos que parecen sacados de un cuento africano: chozas de barro con techos de paja puntiagudos, campos de cebollas y mijo, baobabs estrafalarios cuyas ramas también podrían ser las raíces del cielo. Y en lo alto, excavadas en la roca, se perfilan centenares de cuevas, misteriosamente construidas como moradas por los tellem, una etnia que vivió en la falla antes de la llegada de los dogón y que se extinguió –o fue expulsada, ya fuera por el islam o por los nuevos moradores– en el siglo XV. Los dogón las utilizarán como cámaras funerarias. Así, cuando alguien muere, su cuerpo es enterrado allí arriba, cerca del cielo.

También los vivos, apunta Griaule, muestran una gran atracción por lo vertical. En sus danzas rituales, los hombres dogón se mueven sobre zancos de más de dos metros de altura. Otros llevan máscaras totémicas cuya longitud duplica la del portador. Griaule no entiende nada; sólo los dogón conocen su sentido. Al menos, hasta entonces. Pues Marcel Griaule y Michel Leiris, quien acompaña la expedición en calidad de cronista, hacen del desciframiento de esta cultura la gran misión de sus vidas. “Aquí ya no se nota nada de la sumisión de la mayoría de las personas que hemos encontrado hasta ahora”, escribe Leiris. “Todos los que conocemos (en África), sean negros o blancos, al lado de esta gente (los dogón) parecen figuras harapientas o esperpénticas. ¡Qué religiosidad tan enorme! Uno se topa continuamente con lo sagrado, todo parece sabio y trascendente… Esta noche suenan los cuernos, y desde lejos se escuchan cantos.” Así comienza la historia de los dogón para los blancos. Edificante como la leyenda de un mundo feliz.

© GEO
Seguir leyendo en:
1 – 2 – 3 > »

2 comentarios en “El fascinante universo de los dogón de Malí

  1. certainly like your website however you need to
    take a look at the spelling on several of your posts.
    Several of them are rife with spelling issues and I to find it
    very troublesome to tell the truth on the other hand I
    will definitely come back again.

  2. Thank you for your comments. I would like you to be more specific on that spelling issues you mentioned. It would be very usefull to me if you could transcribe an example of them.
    I hope you will return to this blog and I will be waiting for more observations. Greetings,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s