Archivo de la categoría: Periodismo

Las mejores fotografías de la II Guerra Mundial

Publicado por

La actualidad tiene la fastidiosa costumbre de transcurrir al ritmo que le da la gana y no al que convendría a los medios, así que puede haber largas temporadas sin que ocurra nada demasiado relevante y luego en unos pocos días acumularse una extraordinaria sucesión de acontecimientos de gran trascendencia. Ahora estamos viviendo lo segundo. Los conflictos en Ucrania, Palestina, Siria o Irak están proporcionándonos a diario fotografías impactantes que retratan el horror de la guerra. Sin embargo no podremos aún conocer el valor histórico de cada una de ellas, el significado y la carga simbólica que puedan contener, hasta que los relatos de esas guerras estén concluidos. Por ello es interesante remitirse a la Segunda Guerra Mundial. Ya quedó perfectamente terminada, sabemos qué acontecimientos en ella fueron decisivos y qué imágenes son las más descriptivas de cada uno. Muchas de ellas las hemos visto en numerosas ocasiones, así que aquí las reunimos para saber un poco más qué hay tras ellas.

Niño entre las ruinas de Varsovia

Polish_kid_in_the_ruins_of_Warsaw_September_1939

La fulminante invasión de Polonia en septiembre de 1939 dio comienzo a la Segunda Guerra Mundial. Su capital fue duramente bombardeada por la Luftwaffe y el fotógrafo estadounidense Julien Bryan estuvo presente aquellos días, lo que le permitió retratar a un niño entre las ruinas que es la viva imagen de la tristeza.

San Pablo sobrevive

La noche del 29 de diciembre de 1940 tuvo lugar otro de los incontables bombardeos sobre Londres, con los que Hitler quería doblegar a la población inglesa, forzar su rendición y poder centrar así su atención en el Este. Tras el ataque, el cineasta y fotógrafo Herbert Manson se subió al tejado de la redacción del Daily Mail y fotografió entre el humo la catedral de San Pablo, que parecía erigirse intacta sobre la destrucción. La imagen ocupó la portada del periódico y se convirtió en un esperanzador símbolo de resistencia ante un enemigo que por entonces parecía imbatible. Sigue leyendo Las mejores fotografías de la II Guerra Mundial

“Crítica fue un actor central en el golpe de 1930”

Periodismo. Se reedita el libro de Sylvia Saitta sobre el diario que dirigió Natalio Botana en los años 20. Allí convivieron grandes periodistas y escritores cuyas marcas perduran en la prensa gráfica del siglo XXI.

por Osvaldo Aguirre en Revista Ñ

La primera referencia que Sylvia Saítta tuvo de Crítica le llegó a través de su abuela. “De chica, ella me contaba que el día en que ejecutaron a Sacco y Vanzetti, el diario tenía olor a electricidad”, dice. Esa impresión de lectura condensaba la fórmula más exitosa del diario fundado por Natalio Botana, su marca registrada: “la espectacularidad sin límites y la puesta en juego de todos los procedimientos, ficcionales o no, a la hora de reconstruir un caso”.

Saítta es autora de Regueros de tinta. El diario Crítica en los años 20, un estudio fundamental para comprender aquel diario que, según proclamaba, había sido puesto sobre la ciudad como un tábano sobre un noble caballo, para picarlo y tenerlo despierto. La obra se publicó por primera vez en el año 1998, fue premiada por la Fundación El Libro y terminó abruptamente descatalogada por la editorial, con la colección completa que integraba. Pero la editorial Siglo XXI acaba de reeditarla, en consonancia con el centenario de la aparición de Crítica, cuya primera edición se publicó el 15 de septiembre de 1913.

–En “Regueros de tinta” se define a Crítica como un espacio de producción cultural. ¿Cuáles serían las líneas centrales de esa trama?
–Crítica fue un fenómeno que excedió lo periodístico. Además de un ámbito de producción periodística fue un lugar de cruce entre la literatura y el periodismo. Crítica desbarata y mezcla todo esquema con el que uno quiera leer los años 20 y los 30, los compartimentos estancos entre la circulación de lo popular, de lo culto, la literatura, los entretenimientos populares, la incipiente industria cultural. Son los escritores de la vanguardia escribiendo en un diario sensacionalista, es Borges dirigiendo el suplemento cultural de un diario con cadáveres en la tapa y la noticia deportiva armando el show. Crítica incorpora varias dimensiones de lo cultural: el tango, el arte, la ficción, la mirada piadosa sobre las clases populares. Y es un modo de intervención en la política que retoma ciertas formas del periodismo faccioso del siglo XIX pero procesadas bajo las formas del periodismo moderno de los años 20. Ahí también hay un modo de abordar lo político que va a dejar su impronta en el periodismo que sigue.

–¿Cuáles serían esas marcas?
–No casualmente Jorge Lanata es quien quiere sacar de nuevo el diario (Nota: en 2008). En Crítica se arma una figura nueva de periodista. El diario de Botana, como después los de Timerman y Lanata, funcionan porque tienen a esos directores. Son grandes hacedores de ámbitos extremadamente polémicos donde se cruzan el periodismo, la cultura y la política, es decir distintos intereses. Uno puede estar a favor o en contra, lo cierto es que no podemos ser indiferentes a un modo de hacer periodismo que cambia, pone las cosas en otro lugar y extrema los límites entre la ficción y la objetividad del periodismo. Podemos responder de distintas maneras, pero nos obligan a preguntarnos por la ética, por los límites del periodismo, por sus vínculos con la política. Son periodistas desmesurados, que producen diarios que también son desmesurados. Sigue leyendo “Crítica fue un actor central en el golpe de 1930”