Archivo de la etiqueta: Jean Courtin

El amor en la Edad de Piedra

amor-preh2

La gente suele imaginar a los hombres prehistóricos como unas bestias peludas que arrastraban a sus mujeres por las piojosas cabelleras y que las incitaban al amor a puro garrotazo. Sin embargo, los estudiosos encontraron un pasado mucho más tierno y, sin duda, más “humano”.

El amor… ¿es un producto cultural? ¿Una cualidad esencialmente humana? ¿Cuándo aparece el amor en la historia de la Humanidad?

El historiador francés Jean Courtin comienza por diferenciar el amor de la necesidad animal de armar pareja para asegurar la continuidad de la especie. Entiende que se trata de “un sentimiento profundo, que incite a evaluar las cualidades del otro, a escoger a su compañero, a tomar la decisión de pasar el tiempo con él”. Esto recién lo encuentra en el Homo sapiens, es decir, el hombre moderno.

Las primeras huellas del amor, parece, estuvieron unidas a las de la muerte. Así es: para Courtin, el sentimiento amoroso va a la par con la consideración que las sociedades primitivas empiezan a tener hacia los muertos. Y esto aparece con el hombre de Cro-Magnon, hace 100.000 años en Africa y el Cercano Oriente y unos 35.000 en Europa.

En las grutas de Grimaldi, por ejemplo, se encontraron unos esqueletos de 30.000 años de antigüedad de dos niños de entre 6 y 10 años enterrados juntos, con la pelvis y los muslos recubiertos de miles de conchillas perforadas. En Dinamarca, en un lugar de unos 8.000 años, se descubrió una joven de 18 años con su bebé recién nacido. Ella llevaba una gran cantidad de dientes de ciervo perforados (antes cosidos o atados a su ropa) y el bebé, un varoncito, sostenía una hoja de sílex en su mano (como se usaba entre los hombres adultos) y ¡estaba ubicado sobre el ala de un cisne! No es difícil ver en tanta dedicación una forma de amor, ¿verdad?

Pero incluso pensemos en los fuleros neandertales (ya se sabe: cuello ancho y corto, piernas ídem, brazos musculosos, narizota de perro de caza…), incluso aquellas nobles bestias enterraban a sus muertos. Courtin cuenta el hallazgo de una tumba de mujer, tapizada de flores de los pantanos, que alguien había traído desde un valle que estaba a varias horas de camino. Es el ejemplo más antiguo conocido de flores en un enterramiento. ¿No es romántico?

Sigue leyendo El amor en la Edad de Piedra