Archivo de la etiqueta: Puerta de Brandenburgo

Kennedy dijo: “Soy un berlinés”, y dio a la ciudad una nueva esperanza.

por Stephen Evans en BBC News, Berlin

El discurso “Soy un berlinés” de John F. Kennedy fue un mensaje de solidaridad hacia Berlín Occidental en el apogeo de la Guerra Fría. Unos 50 años después, una serie de fotografías nunca vistas de esta visita a la ciudad tienen el poder de recrear el drama del momento. No hay duda de que el discurso de Kennedy fue uno de los grandes discursos de la Historia.

Ahora es difícil imaginar aquellos tiempos apremiantes, pero hace 50 años el mundo estaba dividido en dos bloques: el Oriental y el Occidental, cada uno con arsenales de misiles nucleares apuntando hacia el otro. El campo de batalla de esta contienda nuclear sería Europa, y Berlín era su centro. Berlín Occidental, integrado por los sectores norteamericano, inglés y francés, era una isla de capitalismo en el sector comunista soviético de Alemania, también conocido como República Democrática Alemana. Había un muro rodeando la ciudad -el alambre de púa y las primeras etapas del Muro de Berlín habían sido erigidas sólo 22 meses antes del arribo de Kennedy.

Y justo ocho meses antes del discurso, Kennedy había puesto cabeza abajo al líder soviético, Khrushchev, con los misiles en Cuba. Había una posibilidad real de guerra nuclear. Realmente el miedo estaba en el aire.

Sigue leyendo Kennedy dijo: “Soy un berlinés”, y dio a la ciudad una nueva esperanza.

1989: el año en que el mundo se dio vuelta, por Neal Ascherson

La caída del Muro de Berlín fue el hecho más paradigmático, pero  no el único de aquel año decisivo, en el que Europa del Este dejó atrás el comunismo, a la sombra de la reforma de Gorbachov. El testigo y comentarista Neal Ascherson recuerda en la Revista Ñ del sábado 22 de agosto, las “revoluciones” que se sucedieron.MURO DE BERLIN 4

“Veinte años atrás, el panorama mundial empezó a cambiar. Al principio, nadie lo advirtió. En enero de 1989, en la mitad soviética de Europa se hacían casi tantos negocios como en la mitad occidental. En Polonia había huelgas; se hostigaba a los disidentes de Alemania Oriental; un dramaturgo llamado Vaclav Havel fue arrestado después de una pequeña manifestación. Occidente, en cambio, tenía cosas más importantes en qué pensar. George Bush padre tomaba posesión del cargo de presidente de los Estados Unidos; y Salman Rushdie pasaba a la clandestinidad después de la fatwa iraní. En Moscú, el inefable Mijail Gorbachov avanzaba con su perestroika y su glasnost. (Cuánto deberían amarlo los rusos). Sigue leyendo 1989: el año en que el mundo se dio vuelta, por Neal Ascherson